Inaugurada la mayor exposición en España de arte textil contemporáneo en el exterior

Con un incesante aumento de la calidad de las piezas, Art al Vent se dibuja como un foco creativo en el cual se mira el arte textil en España. Susan Taber, artista participante en esta edición y profesora de diseño en la Universidad de San Francisco dice, “el trabajo que requiere esta muestra y la calidad de su resultado hacen de Art al Vent una exhibición irrepetible y singular que debería de viajar de manera itinerante por el mundo para difundir las posibilidades del arte textil”. Este año la muestra ha conseguido importantes metas, forma parte de la World Textil Art Association y de la Surface Design, dos agrupaciones artísticas con mayor relevancia mundial. Pero también a nivel regional ha conseguido el reconocimiento de la Agencia Valenciana de Turismo a través de una subvención para promoción, con la finalidad de hacer de Art al Vent un reclamo turístico de primer orden. Carmen Moreno y Rosario Schlatter, sevillanas y artistas participantes dicen “habéis conseguido lo que buscabais, venimos adrede desde Sevilla y estamos sorprendidas con el pueblo y con la exposición, no lo podíamos haber imaginado mejor. Tenéis una magnífica exposición”. Es impensable pensar en Art al Vent sin recordar su origen, las colchas que cuelgan en las casas desde antaño cuando se celebra una procesión religiosa o se sucede un acto de máximo rango. Esta tradición, puesta al día de la mano de Ginestar, director de la muestra y pieza indispensable, toma fuerza al mezclarse con culturas lejanas y muy diferentes. Hsieh Chi-Chang, artista participante y profesor del departamento de artes visuales de la Universidad Nacional Chiayi de Taiwan, acudió a la inauguración por el placer de conocer de qué manera había conseguido su pieza integrarse en una cultura tan lejana a la suya. Art al Vent se fija nuevos objetivos, quiere llegar a la universidad de Valencia, primera en proximidad, para seguir difundiendo su labor entre otras universidades. La calidad tiene que seguir subiendo, la competencia cada año es mayor. En 2014 se han presentado 190 piezas a concurso, siendo seleccionadas 130. Marco Bittner, licenciado en Bellas Artes, diseñador y gestor cultural con más de 10 años de experiencia montando grandes exposiciones ha sido este año uno de los jurados de la selección de Art al Vent, dice “Art al Vent es una gran exhibición capaz de combinar trabajos de grandes artistas con otras piezas de artistas más noveles o amateurs. En ello reside parte de la grandeza de esta exhibición, en la selección no se ha tenido en cuenta el currículum sinó aspectos técnicos y estéticos”. El público receptor se revela en esta edición como verdadero motor y significado de la exhibición. Art al Vent sacó a la calle el arte contemporáneo para que comunicase con personas no habituadas a él. Once años después es el público que ha ido aprendiendo y asumiendo esta nueva realidad el verdadero juez, es él quien reclama su exposición, la defiende y hace gala de la misma. El esfuerzo de comunicación del público con la muestra es un verdadero acto de generosidad. Isabel Miño y Almudena Merino, madre e hija, artistas y ambas seleccionadas para la muestra, presentes en el acto inaugural se trasladaron desde Haro, en su Rioja natal para compartir su arte y conocer a otros expositores de la muestra.